Se termina el mundo en tus manos

la chispa adecuada

El pibe de Bernal seguía apostando a la distancia;
En esas mesas que conocía por fotos nomás.
Nunca se pudo acostumbrar (nunca lo intento)
a que la bomba explote antes de que la guerra sepa caminar.
Contame a mi, así yo le digo a el,
que nunca supo distinguir lo complicado de lo simple.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: